Español English

Paul Tudor Jones, el arte del trading agresivo

Imprimir
Creado en Miércoles, 20 Junio 2012 Escrito por Forex Harmonic



paul tudor jonesOctubre de 1987 fue un mes devastador para mucho inversores, en la medida en que los mercados bursátiles mundiales fueron testigos de un crash que rivalizó en virulencia con el de 1929. Ese mismo mes, el Tudor Jones Fund, gestionado por Paul Tudor Jones, registró un increible retorno del 62%. Jones siempre ha sido un trader muy independiente. Su estilo de trading es único y sus resultados están descorrelacionados de otros gestores. Tal vez sea aún más importante remarcar, el haber logrado lo que muchos consideraban imposible: conseguir durante 5 años consecutivos retornos superiores al 100% con pérdidas intermedias muy pequeñas.

Jones ha tenido éxito en todas las grandes aventuras que ha emprendido. Empezó en el negocio como broker y en su segundo año ingresó más de un millón de dólares en comisiones. En el otoño de 1980, fue al New York Cotton Exchange (mercado de algodón) como trader de parquet independiente. De nuevo fue muy exitosos, haciendo millones durante los siguientes años. Lo realmente impresionante de sus logros, no era la magnitud de sus beneficios, sino la consistencia de sus resultados. Durante sus tres años y medio como trader del parquet, solo tuvo un mes de pérdidas.

En 1984, por aburrimiento y por miedo a echar a perder sus cuerdas vocales - un peligro para los traders del parquet - Jones abandonó su exitosa carrera para emprender una nueva aventura: dedicarse a la gestión de capitales. Lanzó el Tudor Futures Fund en septiembre de 1984 con 1,5 millones de dólares bajo gestión. Al final de 1988, por cada 1,000 dólares invertidos en su fondo desde el principio, se hubiera obtenido una cantidad final de 17,482 dólares. Y en esos 4 años la cantidad de dinero gestionado pasó de aquéllos 1,5 millones hasta los 330 millones. De hecho, la cantidad bajo gestión podía ser mayor, pero Jones dejó de aceptar nuevos fondos desde octubre de 1987.

Tudor Jones es un compendio de contrastes. En la conversación privada se muestra relajado, pero como trader grita las ordenes de compra y venta con la ferocidad propia de un sargento. Su imagen pública es la de un fanfarrón y egoista, pero en el cara a cara es fácil de tratar y sin pretensiones. Los medios de comunicación frecuentemente exageran los elementos más llamativos de su estilo de vida - mansión en Chesapeake Bay, finca de 3000 acres, mujeres bonitas, buenos restaurantes - pero el también se dedica a ayudar a los pobres a través de su fundación.

Tudor Jones ha imitado al empresario Eugene Lang, creando un fondo para financiar la educación universitaria de 85 chicos de la zona más deprimida de Brooklyn. No se trata solamente de donar dinero, Tudor Jones está personalmente involucrado y se reúne con los estudiantes una vez a la semana. Aparte de eso, recientemente, ha creado una fundación: la Robin Hood Foundation. Esta organización, haciendo honor a su nombre, capta dinero de los ricos para distribuirlo a grupos de ayuda a los necesitados.

Tudor Jones ha dispuesto nuestra entrevista para las tres y cuarto de la tarde, una hora en la que los mercados de futuros ya están cerrados, excepto los futuros sobre índices. Incluso siendo así, estaba un poco preocupado con empezar a esa hora, ya que sabía que Tudor Jones principalmente opera en el futuro del índice S&P . De hecho, cuando llegué lo encontré tradeando el S&P.

Esperé hasta que acabó de lanzar ordenes a través del interfono, y le expliqué que no quería interrumpir su trading. "Tal vez deberíamos retrasar la entrevista hasta que cierre el mercado" dije, pero me respondió con un "sin problema, venga empecemos".

Aquella tarde, Tudor Jones no estaba simplemente tradeando el S&P, sino que estaba tomando una importante posición en anticipación de una rotura a la baja del mercado. La intensidad con la que Tudor Jones emplaza una orden, recuerda a la manera en que un jugador de tenis agresivo devuelve la bola. ("¡Compra 300!, ¡vamos!, ¡vamos!, ¡vamos! ¿estamos dentro?, ¡háblame!") es el tipo de gritos que profería al interfono en mitad de nuestra entrevista, sin embargo, no le costaba cambiar el foco de atención hacia mí rápidamente.

Tudor Jones habla con admiración hacia su primer mentor en este negocio, el legendario trader del algodón Eli Tullis. Quizás, el hecho diferencial que causó la mayor impresión en Tudor, fue el gran control emocional de su mentor. Tudor Jones recuerda como Eli Tullis podía llevar una educada y relajada conversación con unas personas que le habían ido a visitar, a pesar de que sus posiciones en futuros estaban mostrándole fuertes pérdidas.

Tudor Jones también es muy natural a la hora de recibir sus visitas, hablar al personal o al participar en esta entrevista mientras negocia y mantiene fuertes posiciones en el S&P. Un rally en el S&P en los últimos minutos de este primer día de la entrevista, le hicieron perder 1 millón de dólares, aún así, se mostraba muy calmado y tranquilo. De hecho no supe que perdía esa cantidad hasta que volví a mi casa y comprobé el cierre del mercado.

No había tiempo suficiente para completar la entrevista en un solo encuentro. Parte de la entrevista tuvo lugar dos semanas más tarde. Hay que destacar de este segundo encuentro, que a pesar de que Tudor Jones era muy bajista (y así estaba posicionado) el día de nuestro primer encuentro, ahora su opinión de corto plazo sobre el mercado era alcista. La incapacidad del mercado para caer más de lo que pensaba, le convenció de que el mercado se dirigía a nuevos máximos en el corto plazo.

Este giro de 180 grados en su opinión de mercado, y en tan poco espacio de tiempo, ejemplifica la extrema flexibilidad que ha caracterizado el éxito de Tudor Jones. No solo abandonó rápidamente su posición inicial, sino que estaba dispuesto a tomar la posición contraria una vez que la evidencia demostraba que su primera opinión era errónea.

¿Cuándo te interesaste por primera vez en el trading?

Cuando estaba en la universidad, leí un artículo de Richard Dennis que me causó una gran impresión. Pensé que Dennis tenía el mejor trabajo del mundo. De todas maneras, yo ya tenía alguna idea de lo que era el trading, dado que mi tio, Billy Dunavant, era un exitoso trader del algodón. En 1976, cuando acabé la universidad, fui a ver mi tío y le pregunté si me podía ayudar a empezar en este mundo. Me envió a Eli Tullis, un famoso trader del algodón, que vivia en Nueva Orleans. "Eli es el mejor trader que conozco", me dijo mi tio. Así que fui a ver a Eli y me ofreció un trabajo en el parquet del algodón de Nueva York.

¿Por qué empezaste a trabajar para Eli Tullis y no para tu tío?

Porque mi tío estaba principalmente involucrado en el trading al contado y la comercialización del algodón, y yo solo estaba interesado en convertirme en un trader.

¿Cuanto tiempo trabajaste en el parquet y cuál era tu trabajo allí?

Yo era un administrativo, que es por donde todo el mundo empieza. Pero también hice montón de análisis, observaba el mercado intentando figurarme que hacía moverlo. Estuve así 6 meses, y finalmente regresé a Nueva Orleans para trabajar directamente con Eli.

¿Aprendiste mucho sobre trading de Eli?

Totalmente. Trabajar con Eli era una experiencia magnífica. El operaba posiciones de 3,000 contratos cuando el interés abierto del mercado era de solo 30,000 contratos. Operaba más volumen que cualquier otro trader. Era alguien a quien realmente no se podía perder de vista.

¿El se dedicaba al arbitraje o tomaba posiciones direccionales?

Eli era un especulador puro. Lo increible era que debido a que siempre usaba el mismo broker en el parquet, todo el mundo sabía con exactitud cual era su posición en el mercado. Era muy sencillo seguirlo. La actitud de Eli sobre esto era la de "Al demonio con eso, voy a ganar de todas maneras".

Osea, ¿todo el mundo conocía su "mano"?

Exacto.

Pero, ¿eso no le perjudicaba?

No.

¿Eso era una excepción? ¿Tú intentas ocultar tus posiciones?

Lo intento. Pero siendo realistas, la gente del pit que lleva 5 o 10 años saben que soy yo. Todo el mundo sabe cuando tradeo. Una cosa que aprendí de Eli, es que, en última instancia, el mercado va a ir a dónde tiene que ir.

Entonces, ¿piensas que no es importante ocultar tus posiciones?

Creo que es importante hacer un esfuerzo. De hecho, mis ordenes eran particularmente fáciles de identificar porque operaba en multiplos de 300 contratos. Ahora intento dividir un poco mis ordenes, ordenando a un broker que negocie 116 contratos y a otro que opere 184. Tengo al menos 4 brokers en cadaPit.

¿Que aprendiste, pero Eli Tullis?

El era el mayor hijo de puta que jamás he conocido. Me enseñó que el trading es muy competitivo y que tienes que lograr salvar tu culo bajo toda circunstancia. No importa como lo hagas, hay enormes subidones y bajones emocionales psicológicos en este negocio.

Eso suena como una lección general de la formación del carácter. ¿Qué me cuentas específicamente sobre el trading?

Tullis me enseñó sobre el volumen. Cuando estás operando con un gran volumen, tienes que salir cuando el mercado te deja, no cuando tu quieres. Me enseñó que si quieres manejar una gran posición, no esperas hasta que el mercado haga un nuevo máximo o mínimo, porque allí puede haber muy poco volumen si se demuestra que es un punto de giro.

Una cosa que aprendí como operador del parquet fue que, por ejemplo, si un anterior máximo era 56.80, entonces probablemente va a haber muchas ordenes stop de compra a 56.85. Si en un momento dado el mercado se negocia entre 56.70 el bid y 56.75 el offer, el mercado como conjunto tiene un interés creado en seguir comprando hasta tocar el stop a 56.85, y así liquidar las posiciones alcistas gracias a la liquidez creada por esos stops. Esto es una práctica muy común. Todo este conocimiento, unido a lo que Eli me enseñó, me hizo ver que si quería cubrir (cerrar) una posición en ese tipo de situaciones, lo haría de la siguiente manera: en 56.75 cerraría la mitad de mi posición, de tal manera que no me tengo que preocupar de liquidar toda la posición en la zona donde se encuentran los stops. Siempre liquido la mitad de mi posición antes de nuevos máximos o nuevos mínimos, y el resto más allá de esos puntos si es posible.

¿Qué otra lección te enseñó Eli Tullis?

Observando a Eli, aprendí que incluso, a pesar de que los mercados alcistas tienen la pinta más alcista cuando están creando nuevos máximos, normalmente ese es el mejor momento para vender. Él introdujo en mí la idea de que , hasta cierto punto, para ser un buen trader, tienes que ser un trader contrarian.

Tu has hecho miles de operaciones, ¿recuerdas alguna en concreto que pudieras destacar?

Por supuesto, por ejemplo en 1979 en el mercado del algodón. Uno aprende más de los fallos de que de las victorias. Por aquel entonces yo era broker. Teniamos montones de cuentas especulativas y estaba largo de 400 contratos del algodón de julio. El precio se mantenía en un rango entre 82 y 86 céntimos y yo estaba comprando cada vez que el precio tocaba la parte baja de ese rango.

Un día, el mercado rompió el rango a la baja, hizo saltar los stops e inmediantemente rebotó subiendo 30 o 40 puntos. Pensé que la razón de que el mercado lo estaba actuando tan pobremente era porque todo el mundo conocía donde estaban esos stops y eso hacía vulnerable al mercado hasta que no se ejecutaran todos esos stops. Y una vez "reventados" esos stops pensé que el mercado estaba listo para iniciar un potente rally.

En ese justo momento, en un acto de bravuconería, le dije a mi broker que ofreciera comprar 100 contratos de julio a 82.90, que por aquel entonces era una orden muy grande. Una vez realizada la compra, vi al broker de Refco (la contrapartida) corriendo por el pasillo y gritando "¡vendido!, ¡vendido!". Por aquel entonces Refco tenía en posesión la mayor parte de los certificados (el tipo de algodón disponible para entregar a los compradores de contratos de futuros). En un instante, me dí cuenta que estaban intentando entregar el algodón que poseían a los compradores de los contratos de julio, contrato que estaba 4 céntimos más caro que el contrato de octubre. También caí en la cuenta que íbamos a presenciar una caída de al menos el tamaño de la congestión (rango 82-86) anterior.

Entonces ¿te diste cuenta inmediatamente que estabas equivocado?

Vi enseguida que el mercado iba a caer directamente hasta 78 céntimos y eso supondría un golpe inasumible para mí. Recuerda que tenía 400 contratos, que había comprado otros 100 contratos a lo largo del día, y por si fuera poco, había vuelto a comprar 100 contratos más en un acto de bravuconería.

Entonces te diste cuenta que querías estar fuera de esa posición errónea.

No. Me di cuenta que quería no solo cerrar los largos, sino estar corto de ese mercado.

¿Cómo de rápido reaccionaste?

Inmediatamente. Cuando el broker de Refco gritó "¡vendido!" todo el mundo se giró a mirarme porque sabían lo que estaba intentado hacer. Un tipo que estaba al lado mío dijo "si necesitas hacer pis mejor que lo hagas aquí mismo". También me dijo que mi cara palideció. Recuerdo que dí vueltas, fui a beber un vaso de agua y luego decirle a mi broker que vendiera absolutamente todo lo que pudiera. El mercado llegó al límite mínimo permitido para ese día en solo 60 segundos y solo pude vender 220 contratos.

¿Cuándo saliste del resto de la posición?

A la mañana siguiente el mercado abrió 100 puntos más abajo y seguí vendiendo desde la apertura. Pude vender solo 150 contratos antes de que el mercado llegara al límite mínimo permitido para el día. En ese momento, el mercado ya había llegado hasta donde yo esperaba (78 céntimos), o lo que es lo mismo 4 céntimos por debajo de dónde sabía que la posición era errónea.

A pesar de que reaccionaste muy rápido, recibiste un duro golpe. Viendo las cosas con restrospectiva, ¿qué es lo que tenías que haber hecho?

Primero de todo, nunca jugar a ser el más macho con el mercado. Segundo, no tener una posición más grande de la que te puedes permitir. Mi principal problema no fue el número de puntos que perdí en la operación, sino que estaba operando demasiados contratos para el tamaño de las cuentas que estaba manejando. Mis cuentas perdieron algo así como entre el 60% o 70% en esa única operación.

¿Hizo esa operación en concreto, que cambiaras la forma en la gestionabas el riesgo?

Completamente. Estuve muy desmoralizado. Incluso me dije a mí mismo que "no estoy hecho para este negocio". Estaba muy deprimido y casi lo dejo todo.

¿Cuantos años llevabas en ese negocio por aquel entonces?

Solo tres años y medio.

¿ Habías sido exitoso con anterioridad a ese día?

Relativamente. La mayoría de mis clientes hicieron dinero.

¿Cuanto habías hecho para alguien que te hubiera confiado 10,000 dólares desde el momento en que empezaste?

Probablemente los triples de El Dinero.

Entonces quienes empezaron desde el principio contigo aún estaban con un buen beneficio, ¿no?

Sí, pero Tuve importantes detracciones (pérdidas temporales) durante ese período. Después de esta operación que el algodón me Dije "El señor estúpido, ¿por qué arriesgar todo en una sola operación?, ¿Por qué en el camino de la vida tu HACER de la felicidad más que el dolor?"

Ahí fue cuando decidí ser disciplinado y aprender de money management (gestión del capital en riesgo). Fue una experiencia catártica para mi, en el sentido que llegué hasta mi límite, hasta el punto de cuestionarme mi habilidad como trader, y decidí que no iba a abandonar. Estaba decidido a volver y luchar. Decidí que me iba a convertir en un trader muy disciplinado y trataría el trading como un puro negocio.

¿Cambiaste tu estilo de trading desde ese momento?

Sí. Ahora intento pasar mi día intentando estar tan feliz y relajado como me es posible. Si tengo posiciones en el mercado que van contra mis intereses, directamente salgo de ellas. Si van a favor, las mantengo.

Imagino que no solo empezaste a negociar con menos riesgo sino también de manera más rápida, ¿cierto?

Me movía más rápido y también de manera más defensiva. Siempre estoy pensando sobre la posibilidad de perder dinero (en oposición pensar en hacer dinero). En aquella operación del algodón, tenía la opinión de que el rally iría hasta los 89 céntimos y estaba pensando en todo el dinero que haría con aquéllos 400 contratos. Nunca pensé en las pérdidas o en cuanto podía perder.

¿Siempre tienes claro el punto de salida antes de entrar al mercado?

Uso stops "mentales". Si el precio toca ese número, estoy fuera sin importar cualquier otro motivo.

¿Cuanto arriesgas en una operación?

No calculo eso por operaciones individuales. Todas las operaciones que tengo están interrelacionadas. Observo el conjunto de mi cuenta cada mañana. Mi objetivo es acabar el día con más dinero de con el que empecé. Mañana por la mañana no voy a decir "estoy corto del S&P500 desde 264 que cerró a 257 ayer y por tanto puedo aguantar un rally a la contra". No, siempre pienso que estoy corto desde el cierre del día anterior, no desde donde efectivametne me puse corto.

El control de riesgos es el elemento más importante en el trading. Por ejemplo, ahora mismo estoy abajo (perdiendo) un 6,5% durante este mes. Si pierdo un 3,6% más durante el mes tengo que parar. No estoy dispuesto a tener pérdidas de más del 10% para un mes dado.

Un aspecto de tu estilo de trading, es que es un intento contrarian de comprar y vender puntos de giro. Digamos que buscas techos cuando el mercado hace nuevos máximos para ponerte corto con un stop muy ceñido. Entonces si tu operación resulta fallida pero sigues pensando que el mercado caerá, ¿cuántas veces intentarás "pillar" ese giro antes de abandonar la idea?

Hasta que mi idea fundamental del mercado cambie. De otra manera, lo que haré será seguir intentándolo pero reduciendo el tamaño de mis posiciones (riesgo). Cuando lo estoy haciendo mal, lo que hago es reducir y reducir mi riesgo. De esa manera, estaré negociando los paquetes más pequeños en los momentos más bajos de mi carrera.

¿Cuáles son tus reglas de trading?

Nunca promedies las operaciones perdedoras. Reduce el volumen de tu posición cuando lo estás haciendo peor. Aumenta el tamaño de tu posición cuando lo haces bien. Nunca operes en situaciones en las que no tienes el control. Por ejemplo, no tengo posiciones importantes antes de noticias importantes, ya que en esos momentos el mercado es puro juego de casino, no trading.

Si tienes una posición perdedora que te hace sentir incómodo, la solución es muy sencilla: salte fuera porque siempre puedes regresar. No hay nada mejor en el mundo que poder empezar de nuevo con la menta despejada.

No te preocupes mucho por el punto en el que entras en una posición. La única cuestión relevante es si eres alcista o bajista en tus posiciones para ese día. Siempre piensa que tu punto de entrada fue el cierre de ayer. Siempre reconozco a un trader novato porque me preguntará "¿estás largo o corto?" Que este corto o largo no debe influir en la opinión del mercado para ese día. A continuación, el trader novato me preguntará (asumiendo que le he dicho que estoy largo) "¿desde que punto estás largo?" Pero la cuestión es: ¿a quien le importa desde donde estoy largo? Eso carece de importancia para responder a la cuestión de que será lo próximo que hará el mercado.

La regla más importante es trading es jugar una gran defensa, no una gran ofensiva. Cada día asumo que mi posición está equivocada. Conozco cuales son mis puntos de salida, así que conozco la máxima pérdida que puedo tener. Con suerte, paso el día disfrutando con las posiciones que van a mi favor, pero si empiezan a girarse, tengo un plan para salir de ellas. No seas un héroe. No tengas ego. Siempre cuestiona tu habilidad como trader. Nunca permitas que te asalte el pensamiento de "soy muy bueno". Si lo piensas por un segundo, estás muerto.

Jesse Livermore, uno de los más grandes especuladores de todos los tiempos, dijo que en el largo plazo nadie puede ganar al mercado. Esa era una frase desvastadora para alguien como yo, que empezaba en el negocio. La idea que que no se puede batir al mercado es una perspectiva aterradora. Eso es por lo que mi filosofía es jugar una gran defensa. Si haces una buena operación, no pienses que es porque tienes una capacidad extraordinaria de predecir. Siempre ten confianza, pero que ésta sea una confianza serena.

Tu has tenido mucho éxito durante muchos años. ¿No tienes más confianza ahora que antes?

Ahora estoy más asustado que cuando empecé en el trading, porque entiendo lo efímero que es el éxito en este negocio. Para tener éxito hay que estar asustado. Siempre he recibido los golpes más duros después de una racha buena y después de que pensara que sabía algo.

Mi impresión es que frecuentemente inicias posiciones muy cerca de los puntos de giro. A veces tu precisión da miedo. ¿En qué consiste tu proceso de toma de decisión que te hace tomar puntos de giro con tanta precisión?

Tengo opiniones muy fuertes sobre las tendencias de largo plazo del mercado. También tengo un umbral del dolor muy cercano. Como resultado de ambas cosas, frecuentemente intento operaciones alcistas durante un espacio de semanas en un mercado que está negociándose a la baja.

¿Es una cuestión de intentarlo varias veces hasta que finalmente lo consigues?

Exacto. Me considero a mi mismo como un oportunista. Eso significa que desarrollo una idea de por donde puede ir el mercado e intento seguir esa idea tomando posiciones desde puntos donde el riesgo de intentarlo sea muy bajo. Y sigo así hasta que me equivoco muchas veces o mi idea del mercado cambia.

En otras palabras, no debería decirse "Paul Tudor Jones compró el T-bond a 2 ticks del mínimo", sino "en su quinto intento, Paul Tudor Jones compró el T-bond a 2 ticks del mínimo".

En parte es así. También hay que añadir que siempre he sido un "swing trader", es decir, creo que el mejor beneficio se logra en los giros del mercado. Todo el mundo dice que intentar "pillar" suelos y techos es una locura y que el dinero se hace siguiendo las tendencias entre esos puntos de giro.

Pero durante doce años, frecuentemente me he perdido esas tendencias intermedias, pero he pillado innumerables techos y suelos.

Si eres un seguidor de tendencias, para obtener beneficios tienes que usar stops muy amplios. Y yo no me siento cómodo haciendo eso. Además, los mercados solo están en tendencias direccionales el 15% del tiempo. El resto es movimiento lateral.

¿Cuál es la mayor falacia sobre el mercado que el público puede tener?

Que los mercados pueden ser manipulados. Que hay un grupo en Wall Street que controla los precios. Yo puedo involucrarme en un mercado y manipularlo por un día o dos, incluso durante una semana. Si entro en el mercado en el momento adecuado y le doy un poco más de impulso alcista, puedo crear la ilusión de que se trata de un mercado alcista de verdad. Pero, una vez que deje de comprar, si el mercado no es alcista por sí mismo, se va a dar la vuelta y caerá como una piedra. Puedes abrir una tienda de bikinis en Alaska, pero si nadie compra estás arruinado.

¿Qué otros errores de percepción tiene la gente sobre el mercado?

La idea de que la gente de Wall Street sabe algo. Mi madre es un caso clásico: ella ve el programa "Wall Street Week" y aceptas todo lo que se dice con fervor religioso.

Sé que hablas con traders de todos los mercados prácticamente a diario. Cuando conoces sus ideas ¿te sientes incómodo si estás en el otro lado de la posición?

Seguro. ¿Quién quiere estar enfrentado a un ganador?. Siempre hay que estar en contacto con la gente que obtiene mejores resultados.

¿Cómo haces que todas esas opiniones de otros no te generen confusión? Digamos que eres bajista en el mercado y el 75% de la gente con la que hablas es alcista. ¿Qué haces?

Espero. Te daré un ejemplo perfecto. Hasta el pasado miércoles estaba bajista en el petróleo mientras subía 2 dólares. El mejor operador de petróleo que conozco, estaba alcista durante ese periodo. Como él estaba alcista no me puse bajista. Entonces en un momento dado el mercado se paró y ese trader dijo "dejo de ser alcista por el momento". Yo supe en ese instante que entrar bajista en el petróleo ya era una entrada de bajo riesgo. Vendí y resultó ser una muy buena operación.

¿Hay algún analista al que prestas atención?

Marty Zweig y Ned Davis son interesantes. Bob Prechter es el mejor. Prechter es el mejor porque en última instancia es un oportunista.

¿Cuando dices oportunista a qué te refieres exactamente?

El motivo por el que ha tenido tanto éxito es que la teoría de Elliot te permite encontrar operaciones con un risk/reward muy favorable.

¿Algún analista que consideres que no ha recibido la atención que se merece?

Creo que Ned Davis hace los mejores informes sobre el mercado de acciones. A pesar de que es conocido, no creo que haya recibido la atención que se merece.

Algún analista que consideres que está sobreestimado?

No juzgues y no serás juzgado.

Muy pocos traders han conseguido llegar hasta donde tu estás. ¿Qué te hace diferente?

Pienso que uno de mis puntos fuertes es que interpreto las noticias más recientes como algo que ya es historia. No me quedo pensando en ellas una vez que se producen. No me importa el error que cometí hace 3 segundos en el mercado. De lo que me preocupo es de lo que voy a hacer a continuación. Intento evitar el estar ligado emocionalmente al mercado. Evito que mis opiniones de trading sean esclavas de comentarios que he realizado sobre ese mismo mercado.

No tener lealtad hacia tus posiciones es, obviamente, un elemento importante en tu trading.

Es importante porque te permite mantener una visión muy amplia de lo que puede estar ocurriendo en cualquier momento. Es decir, no tener lealtad evita que te ciegues con una idea. De esa manera siempre puede volver al día siguiente con la mente limpia para intentar afrontar correctamente el mercado.

El hecho de que la cantidad de dinero que gestionas haya aumentado, ¿hace que sea más difícil alcanzar el mismo nivel de rentabilidad?

Sí, se a más dinero más complicado. Hace tiempo que dejé de aceptar más fondos.

Tu has sido broker y gestor, ambas cosas. ¿Cómo comparas las ventajas y desventajas de cada uno?

Dejé de ser broker porque pensé que estaba en un fuerte conflicto de intereses. Si cargas una comisión a un cliente y el cliente pierde dinero, no eres penalizado. Me hice gestor porque si pierdo, lo que quiero es no ser compensado y no deberle una disculpa a nadie, ya que no recibo compensación, y esa es toda la pena.

¿Mantienes tu propio dinero en tu fondo?

Aproximadamente el 85% de mi riqueza personal. Lo hago así porque creo que es el lugar más seguro del mundo donde pueden estar. Como de verdad creo que voy a jugar muy defensivo y conservador, sé que tendré mi dinero de vuelta.

Durante el crash de 1987 lo hiciste muy bien mientras otros muchos se arruinaron. ¿Podrías comentarme algunos detalles sobre aquéllo?

La semana del crash fue una de las más emocionantes de mi vida. Habíamos estado esperando un colapso del mercado desde 1986 y finalmente cuando amaneció el 19 de octubre de 1987, sabíamos que aquél era el día.

¿Qué es lo que te hacía estar tan seguro?

El viernes anterior hubo fuertes caídas con mucho volumen. Lo mismo ocurrió en 1929 dos días antes del crash, y habíamos estudiado el crash de los años veinte con mucho detalle. Al comparar el mercado de 1986 -1987 veíamos que presentaba una fuerte correlación con el mercado de antes del crash de 1929. Después el anuncio del Secretario del Tesoro diciendo que Estados Unidos no apoyaría por más tiempo el dólar debido a los desacuerdos con Alemania fue el beso de la muerte para el mercado.

¿Hasta cuándo mantuviste esos cortos?

En realidad solo hasta ese día. Incluso nuestra exposición era ligeramente alcista al final del día.

¿Todos los beneficios de ese mes de octubre fueron generados por tus posiciones cortas en el índice de acciones?

No, también estuvimos en el lado correcto del mercado en el caso de los bonos. De hecho el día del crash tuvimos la mayor posición en bonos que jamás hayamos tenido. Pensé que la FED tendría que apoyar los mercados y eso era muy alcista para los bonos. Y así fue.

¿¿Utiliza sistemas de trading?

Hemos probado todos los sistemas que hay bajo el sol, e increíblemente hemos encontrado uno que funciona francamente bien. Es un buen sistema. Pero por razones lógicas, no puedo hablar mucho de él.

¿Qué tipo de sistema es? ¿contrarian o tendencial?

Seguidor de tendencia. Su premisa básica es que los mercados se mueven bruscamente cuando lo hacen. Si hay una repentina extensión del rango en el que se ha venido negociando un mercado, la naturaleza humana es intentar oponerse a ese movimiento. Pero cuando se da efectivamente esa expansión, el mercado está mandando un mensaje muy claro de que está preparado para un fuerte movimiento en la dirección de esa rotura.

¿Piensas que un buen sistema puede competir con un buen trader?

Un buen sistema tiene la ventaja de negociar en más mercados debido al poder computacional ilimitado que tiene. Pero, debido a la complejidad del mundo, un buen trader normalmente lo hará mejor que un buen sistema.

Hace dos semanas eras muy bajista, ¿qué ha hecho cambiar tu mente?

Me imagino que lo dices por el artículo que apareció en el Wall Street Journal que publicó al mundo que estaba corto de 2000 contratos del S&P 500. Lo cierto es que el mercado no cayó. Lo primero que hago es poner mis oídos en los raíles del tren. Siempre creo que el precio se mueve primero y luego vienen los fundamentales.

Una de las cosas que Eli Tullis me enseñó, fue la importancia del tiempo. Cuando hago trading, no solo uso stops de precio, sino también stops temporales. Si pienso que el mercado rompe al alza y no lo hace me saldré fuera de ese mercado, incluso sino estoy perdiendo.

Creo que, de manera parecida a otros traders a los que he entrevistado, tu has entrenado a un grupo de aprendices de traders. ¿Cuál es tu motivación?

Cuando tenía 21 años, un tipo me acogió bajo sus alas y ha sido lo más grande que jamás me ha pasado. Me siento en la obligación de hacer lo mismo por otra gente.

¿Dónde encuentras la gente que has entrenado?

Infinitas entrevistas.

¿Cuantos comerciantes ha contratado?

Alrededor de unos 35.

¿Han tenido éxito?

Algunos lo han hecho muy bien. Pero en general el resultado es dispar.

¿Piensas que es porque es necesario tener talento para ser un buen trader?

Nunca he pensando eso hasta ahora, pero lo estoy empezando a pensar. Una de mis debilidades es que tiendo a ser muy optimista, especialmente a la hora de creer en la capacidad de otra gente para triunfar.

¿Es la emoción de ganar tan fuerte como la de perder?

No hay nada peor que un mal día de trading. Te sientes tan mal que es difícil mantener tu cabeza sin que de vueltas. Pero también los días buenos parece como si caminaras por las nubes. El trading te da emociones muy intensas sobre la vida. Emocionalmente, vives en los extremos.

¿Cuál es el consejo más importante que le puedes dar a un trader medio?

No te centres en hacer dinero, céntrate en no perderlo.

Traducido por Deferrer en Rankia

Para mas informacion visita nuestra pagina de Inicio aqui

Advertencia de riesgo: La divisa extranjera comercial en el margen lleva un nivel alto de riesgo y puede no ser adecuada para todos los inversionistas. El alto grado de apalancamiento puede trabajar en contra suya como también a favor suyo. Antes de decidir comerciar divisa extranjera FOREX, usted debe considerar cuidadosamente sus objetivos de inversión, su nivel de experiencia y la preparación de tomar el riesgo. Existe la posibilidad que usted podría sostener una pérdida de algo o de todas sus inversiones iniciales y por lo tanto no debe arriesgar más de lo que está preparado a perder. En caso de ser necesario, busque una asesoría financiera independiente.El trading que presentamos en nuestros informes son de contexto educativo y el trader estudiante asume la responsabilidad de usarlos para entrar en inversiones.     Si necesita asesoría en Trading llamenos!

2011 Paul Tudor Jones, el arte del trading agresivo.